“Esta exploración visual parte del sentimiento que me produce el deterioro de las personas y los objetos en general, ya que en estos pareciera haber una intención de ocultar lo real, como si estos no  fuesen de verdad esculpidos por el tiempo y el clima, sino más bien minuciosamente hechos por alguna mano. Parecen objetos mágicos o utilería perdida de alguna película de ficción.

Al estar frente a este deterioro me invade un sentimiento oscuro y premonitorio que desgarra mi precario aquí y ahora y me llena de un aire de inestabilidad y muerte, con el que puedo apreciar, a través del polvo, los colores amarillentos y terrosos, lo bello de la mortalidad. Si esta sensación es capaz de sumergirme en un sentimiento que puede superar mi racionalidad y mi ser, pareciera entonces que el deterioro crea y multiplica su propia imagen. Esta sensación de no ser uno su único creador, sino su receptáculo es donde se encuentra el valor de mis fotografías.

Esto es una sincronía indescriptible entre mi necesidad de crear imágenes y la imagen misma del deterioro, es una experiencia del inconsciente con la obra y al mismo tiempo es la inconsciencia de la misma, así como el poeta no inventa nada, sino que descubre la belleza en las cosas, que luego exacerba y transmite a través de sus palabras.

En general con mis fotografías siempre busco crear un espacio perceptivo tanto para quien lo ve como para quien lo hace, donde se pueda apreciar como el tiempo a través del deterioro es el mejor hacedor de imágenes”.

Saulo Moreno Ospina.

Share This