Después de una gran exploración visual frente al tema de Entropía y Deterioro, decidí realizar un viaje a las tan conocidas ruinas de Armero. Buscando entre los escombros, la desolación y la nostalgia, encontré imágenes que me indicaban que la naturaleza reclamó lo que en un principio era suyo. Cuando ya no hubo nadie, estas ruinas lentamente fueron habitadas por la soledad y la melancolía y le dejaron al hombre la nostalgia de los muros, los cuales fueron testigos de la tragedia.

Share This